Es cuestión de fe

En el siglo XVI, en pleno apogeo de la lucha entre católicos, calvinistas y luteranos hubo un hombre de ciencia y de fe que revolucionó el pensamiento metafísico de su época. Ese filósofo, peregrino y hereje fue quemado por orden del Santo Oficio en la ciudad de Roma. Defendió tenazmente sus ideas hasta el final delante de un mundo fanático e integrista que no estaba dispuesto a aceptar que el sol era el centro del sistema solar. Ese hombre nacido en Nola, cerca de Nápoles,  fue Giordano Bruno. Veinte años después, Galileo pudo finalmente demostrar que Giordano estaba en lo correcto gracias a la invención del telescopio. Pero lo que más me atrae de Bruno es su fe y su visión de un universo perfecto.

Ese gran filósofo fue adiestrado desde muy joven en el arte de la teología y la oratoria en un convento dominico. No está exento de humor negro el hecho que muchos años después fuesen los mismos dominicos quien le mandaran a la hoguera por hereje.

Ya de bien joven tuvo una relación amor-odio por parte de sus maestros, el cual veían como un joven brillante pero demasiado rebelde. En plena lucha católico-protestante no se le ocurre otra cosa que vaciar su celda de las  imágenes de Cristo y la virgen para adorar sólo la cruz. Ese tipo de acciones protestantes no gustaron mucho a sus maestros de la orden inquisitorial por lo que acabaron ex comunicando al rebelde dominico. En una época en que el pensamiento aristotélico estaba muy arraigado entre las mentes pensantes de la escolástica, un rebelde Bruno con sus ideas innovadoras sobre el orden de los cielos no le acarreó muchas simpatías.

Aquí es donde empieza un largo peregrinar por las cortes europeas conociendo de primera mano las diferentes aproximaciones al mensaje de Cristo de cada pueblo. Su primera parada fue bastante problemática, ya que sus pasos lo dirigieron a Ginebra, Suiza, la ciudad donde residía Calvino. Ese fanático líder protestante había instaurado una teocracia en la ciudad y nada ni nadie podía llevarle la contraria bajo pena de tortura, cárcel y hoguera. Era obvio que el rebelde, ahora profesor universitario, no tardaría en llamar la atención de las autoridades, con lo que tuvo que huir a Francia.

Resumiré mucho su peregrinación, ya que este notable merecería varios posts para narrar su impresionante vida. De Tolosa a París, conoció de primera mano las guerras religiosas entre católicos y hugonotes. Allí vivió una buena época bastante tranquila. Después marchó a Inglaterra, tierra de religión anglicana. Allí chocó con los científicos de Oxford y se marchó a Alemania. De allí dirigió sus pasos a la corte del Imperio Austriaco, para finalmente volver a la Serenísima República de Venecia donde fue traicionado por un alumno y entregado a la Inquisición. Nunca se retractó de su pensamiento y fue quemado por hereje para diversión del pueblo romano.

No parece el tipo de vida más fácil para sostener que el mundo era perfecto. Vivió todos los conflictos religiosos de su época y fue quemado a causa de ellos. Sin embargo sostuvo hasta el final que el universo era perfecto.

No me cabe la menor duda que un maestro de su categoría tuvo acceso al pensamiento cabalístico de los hebreos, aunque fuera una materia completamente prohibida en esa época. En el pensamiento cabalístico todo emana del dios incognoscible o Ain.

A través de los diferentes planos, esa perfección va tomando forma, de séfira en séfira, desde Kether hasta Malkuth. Aunque ese rayo divino (Ain Sof) va tornándose más pesado y denso a medida que baja hasta el mundo de las formas, no hay razón para pensar que la imperfección entra en él. Sencillamente nuestra percepción no es capaz de captar la belleza del Todo y se fija sólo en las partes, normalmente las más dolorosas y que menos nos agradan.

Así pues tenemos un pensador-místico que ha vivido lo peor de su época y aun así defiende que el mundo es perfecto. Esto rompe los esquemas mentales de un agnóstico, hasta que le sumas a la ecuación el factor fe.

Se dice que la fe mueve montañas y gracias a la historia de este gran filósofo-hereje sabemos que nos da fuerzas en los momentos más difíciles. Vemos por estudios supuestamente científicos, basados en la fría estadística, que los enfermos terminales que afrontan sus problemas con optimismo tienen más opciones de salir del trance que los que perciben la realidad desde un punto de vista más negativo. Así pues la fe, o autosugestión genera un efecto placebo que nos es beneficioso. Interesante -puedes pensar- pero sigo sin tener fe, bravo por los que la tienen.

Como he mencionado previamente la fe no está muy lejos de la auto-sugestión. Para los agnósticos acérrimos como el que te está transmitiendo estas palabras, no hace falta que creas en ningún dogma de ningún grupo religioso para obtener los beneficios de la fe.

Comprar una fe prefabricada de cualquier religión te permitirá no tener que pensar demasiado sobre cómo está estructurado realmente el mundo puesto que tus compañeros de fe, junto con los libros sagrados estarán encantados de ayudarte a comprender su mundo. El tema es más peliagudo cuando debes estudiar tu mismo estos mecanismos. Es primordial estructurar una base filosófica y metafísica suficientemente estable y perdurable que se afiance en tus observaciones diarias para que no se derrumbe a la primera de cambio.

Estamos en la era de la información, y me apena ver como mucha gente sigue aborregándose delante de las nuevas religiones New Age en vez de trazar un camino propio. Para adorar a Ashtar Sheran de la Federación Galáctica, abanderado por los supuestos grandes canalizadores preferiría adorar a un dios de una tradición más clásica. Puestos a estudiar las religiones clásicas, prefiero el origen de todas ellas, de la época del paleolítico, la adoración a Gaia, nuestro mundo. Además es una entidad femenina y se me hace más fácil de adorar. El problema es que el mismo concepto de adoración me produce escalofríos.

Bien, eliminando el concepto de dogma y la obligación de adorar, nos queda el conocimiento de los pilares del universo. No hace falta adorarlos, sólo conocerlos. Y es a través de ese conocimiento que se va generando amor hacia ellos, no adoración ni sumisión. Es obvio que estamos sujetos a leyes físicas y no por ello nos inclinamos cada día ante la Gran Madre Gravedad o el Gran Átomo Universal.

Hasta aquí la primera degustación de religión a la carta. Espero que te haya entretenido. No dudes en plantear tus dudas o quejas en la sección de comentarios. Estaré encantado de poder debatir contigo cualquier concepto a fin de pulir nuestros filtros de realidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Es cuestión de fe

  1. antiC dijo:

    Hola daegorht… la verdad ke me encanta entrar en tu mundo virtual porke aunke tengamos una forma diferente de ver la vida es importante conocer otras formas de pensar.
    Me a sorprendido ke sabiendo komo funciona la fe no la utilizes para tu propio beneficio.. de muxo sabemos ke la mente es una herramienta o arma de doble filo ke te ayuda a superar obstaculos o por el kontrario te frena para no poder sortearlos. Es la bestia ke vive en nosotros , a la ke hay controlar como a un tigre, siempre saldra su instinto pero de nosotros depende para lo ke la usemos. Es fuerte es poderosa y peligrosa pero no eres tù… es tu fiera.
    Raro es ke conociendo tu interior komo lo haces no veas alli algo divino. Porke tiene ke ser dios femenino o masculino? todo es una muñeca dentro de otra muñeca y al final habra vacio¡
    Yo creo ke la existencia es DIOS

    Comparto esto contigo sin intencion de saber nada. Cada uno vive lo ke tiene ke vivir y llega donde tiene ke llegar, todo depende del anhelo de tu espiritu.

    Te deseo la mejor existencia , un abrazo

  2. few dijo:

    Hola daegorht… la verdad ke me encanta entrar en tu mundo virtual porke aunke tengamos una forma diferente de ver la vida es importante conocer otras formas de pensar.
    Me a sorprendido ke sabiendo komo funciona la fe no la utilizes para tu propio beneficio.. de muxo sabemos ke la mente es una herramienta o arma de doble filo ke te ayuda a superar obstaculos o por el kontrario te frena para no poder sortearlos. Es la bestia ke vive en nosotros , a la ke hay controlar como a un tigre, siempre saldra su instinto pero de nosotros depende para lo ke la usemos. Es fuerte es poderosa y peligrosa pero no eres tù… es tu fiera.
    Raro es ke conociendo tu interior komo lo haces no veas alli algo divino. Porke tiene ke ser dios femenino o masculino? todo es una muñeca dentro de otra muñeca y al final habra vacio¡
    Yo creo ke la existencia es DIOS

    Comparto esto contigo sin intencion de saber nada. Cada uno vive lo ke tiene ke vivir y llega donde tiene ke llegar, todo depende del anhelo de tu espiritu.

    Te deseo la mejor existencia , un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s