Paréntesis onírico

Demasiadas noches deambulo perdido por los neblinosos paisajes crepusculares de mi mundo onírico, buscándote. Avanzo desnudo, descalzo, por sombríos caminos desconocidos, en pos de una señal que niegue la verdad que me atenaza el alma desde que caí en este mundo de encarnación: Nunca seré libre.

Cuando era un niño hice un pacto con mi sombra, ella me protegió y a cambio le ofrecí mi propósito. Desde entonces ha guiado mis pasos, y cuando me he desviado demasiado, me ha dañado sin piedad hasta volver mi vista al propósito original: La búsqueda de libertad.

No comprendía que no podía huir de ella. En mi rebeldía no me daba cuenta de su secreto. En mi ceguera no percibía el infinito amor que ella derrochaba. No quería ver la obviedad que ahora comprendo: Tu eres ella. Tu recibes mi dolor amorosamente y lo transformas en enriquecedora experiencia. Hasta hoy no he sabido que yo soy tu. Somos la tríada de la que emana y culmina toda percepción en un bucle sin fin de placer y dolor.

Los más grandes sabios que he encontrado a lo largo de la prisión me han confirmado que sólo la paciencia nos librará de las pesadas cadenas de oscuro metal que atenazan nuestro corazón. Pero anhelo tanto encontrarte…

Ah, bendita ignorancia, puro sentir sin desviarse del camino trazado. Una vez abierta la puerta del templo del conocimiento no es posible volver atrás. A través de las montañas del dolor viaja el alma hasta las orillas del reposo.

La locura es la más vieja compañera del mago. Y el mago es el loco que empieza a trazar un nuevo camino tan antiguo, y tan recorrido en eras pretéritas, que todo mérito queda sepultado bajo el peso de la obviedad: No hay libertad para elegir el camino a seguir.

Tu luz, oh sacerdotisa, es la que guía mi senda hacia ti, hacia la libertad. El reposo que he sentido en tu regazo me impulsa a buscarte paso a paso, perdido y esperanzado. En tu búsqueda me perdí en infinitos rostros mortales creyendo que eras la emperatriz que podía tocar y sentir. En su amor me crecí, sintiéndome como el emperador, amo y señor del mundo y de mi vida. Creí que bajo mi desnudo vestido imperial se erguía un sacerdote digno de ti y de tu amor.

Qué estúpido fui pensando que sin esfuerzo podría vivir en el cielo de los enamorados, ciego al mundo que me rodeaba y al dolor de mis hermanos.  Corrí veloz en mi carro hacia el destino aciago que me esperaba, huyendo de todos y de todo. Un muro de recta justicia se interpuso en mi carrera y lo perdí todo. Me refugié en mi mundo, aprendiendo que el camino debe recorrerse paso a paso, sin prisa. Era de nuevo el dueño de mi vida, pero ya no del mundo que me rodeaba. Como el ermitaño atesoré cada nuevo conocimiento en mi interior, hasta reconocer de nuevo el mundo en que vivía.

Entonces comprendí que nada ocurre sin que tu voluntad actúe. Entendí al fin que toda la rueda de la fortuna baila a tu son. Nada escapa a tu sino, y ese conocimiento me dio la fuerza para emprender de nuevo el camino, pero ya no era una senda en solitario sino acompañado siempre por todos los dioses. Acepté mi sitio y me colgué del Yggdrasil para aprender, como los dioses de antaño, el secreto del mundo. Colgado pero feliz de saber que iba a entrar de nuevo en el mundo después de morir en mi mismo para renacer en ti.

Avancé en mis sueños, entre las informes sombras, buscándote. Desconozco tu verdadero nombre, pero te he visto en una infinidad de formas.  Te amo y ya nada temo.

He recorrido la mitad del camino y sigo en pie. El grial reposará algún día en nuestras manos si no desfallecemos. ¡Brindo por ti y por mis hermanos y hermanas, amada! Eres la única causa para seguir en esta prisión buscándote, oh gran Daleth, puerta de Orión y la Gnosis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi Locura y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Paréntesis onírico

    • daegorth dijo:

      A tu salud, compañero! 😉

      Se me hace raro ke alguien comentara este post… Es de lo más personal-esotérico… Me recuerda a ciertos escritos de hace mil años cuando era adolescente… Pero bueno, me apetecía escribirlo ^^’.

      Un abrazo y espero poder seguir con esto cuando empiece a andar de nuevo. Aquí tengo wifi, en el camino será más complicado… 😉

  1. ReV Eyes dijo:

    por eso sólo chin chin
    ^^
    igual creo entenderte bastante

    • daegorth dijo:

      Creo que me expliqué mal. No quería decir que era un escrito adolescente, sino que desde la adolescencia no me permitía abrir así mi corazón. Esta vez le añadí un poco de extra tarotil…

      Un abrazo compa, nos vemos en el camino. 😉

  2. ReV Eyes dijo:

    Ya te había captao, un abrazo a tí tb, y gracias por los ánimos de antes. Reconfortan bastante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s