Rezo a la Diosa

Desconozco tu nombre, por eso te llamo Diosa. He vislumbrado tu semblante en mis sueños y en infinidad de rostros humanos. Cada nuevo día descubro un nuevo matiz que me acerca a tu ser, aún a sabiendas que jamás podré contemplarlo en su totalidad en este cuerpo de encarnación. Pero he aprendido a vencer diferentes demonios del deseo y así forjar una armadura de paciencia hilvanada con las mismísimas hebras del Destino.

En un pasado remoto Deseo me acercó a tu lado tenebroso, del que creí estar perdidamente enamorado. Pero resultó que lo que pensaba que era tu esencia sólo era la mitad de tu espíritu. Así pues la vida me acercó poco a poco a tu lado luminoso. Ahora soy un creyente. Creo en ti y en lo que representas, y te sigo buscando paso a paso.

Las derrotas se tornan victorias cuando logramos destilar los conocimientos que llevan implícitas. No hay caída demasiado elevada para los seres alados. Una vez limpiado el barro y la sangre estamos preparados de nuevo para la lucha. Ensillamos nuestros corceles, enfundamos de nuevo nuestra espada y nos colgamos el escudo en la espalda determinados a llegar al siguiente campo de batalla que pondrá a prueba los conocimientos recién adquiridos.

Los ojos son una caverna desde donde se proyecta la energía de la diosa, supongo que eso fue lo que me desarmó hace tres lustros. Recuerdo el blanco aséptico de las paredes del sanatorio, el olor a tabaco de la sala principal donde nos reuníamos los jóvenes “locos” que no acabábamos de encajar en ese mundo que nos rodeaba y pretendía doblegar nuestra rebelde voluntad.

¿Donde empezó todo? Ah, sí, el amor. ¡Que bella energía! Como Ícaro me elevé entre el resto de los mortales sintiendo una espiral alada de energía que fluía desde la Fuente. No hay límite para esa energía, pero un caudal demasiado potente puede destrozar el alma cuando por inconsciencia o Deseo dejamos abrir más y más la puerta. Eso no es problemático cuando tenemos los conocimientos necesarios para enfocarnos de nuevo en la Fuente… Pero era joven e inexperto, así que cuando perdí la sintonía con la Fuente, un caudal sin fin de vacío llenó mi cáliz interior, mostrándome uno de tus rostros. Desde las alturas celestes fui cayendo hacia el oscuro abismo persiguiendo tu bella aura crepuscular. Fueron férreas cadenas mundanas las que detuvieron la caída, sentí todos mis huesos crujir. Plateadas cadenas ensangrentadas tiraban hacia el abismo mientras que la red de hierro me empujaba hacia la superficie de nuevo.  Así fue como desperté de esa ensoñación mortal. Seguía amándote, pero debía esconder mi amor a los ojos de los que lo juzgaban insano y peligroso. A mi alrededor sólo quedaba un mundo devastado y gris. Me encontraba en el sanatorio, siendo retenido hasta que lograra convencerles de que no tenía prisa por encontrarte. Así fue como de nuevo emprendí la gris rutina que me igualaba en neurosis al resto de mis hermanos.

Una larga y mágica relación mundana me permitió seguir eludiendo la búsqueda. Pero el Destino tenía otros planes, así que al finalizar la relación empezaron de nuevo los susurros de libertad. Así fue como emprendí mi primer viaje iniciático a las tierras del Tahuantinsuyo, donde descubrí que la vida era tan mágica como la muerte, si adquirimos suficiente poder para mantener nuestra realidad onírica frente al Leviatán.

Poco a poco, bajo el tórrido desierto alrededor de la ciudad de Ica, la luz de Inti, hijo tuyo y abuelo de los humanos, me reveló tu lado luminoso. Así fui enamorándome de nuevo, pero esta vez no sólo de tu lado oscuro, sino del más vital. Seguía amando a mis semejantes, pero sobre todas las cosas te amaba a ti. Eres la gran paradoja, la Libertad en un mundo sin libre albedrío, eres la Vida y eres la Muerte. Cuando finalice mi recorrido me encontraré, como todos los humanos, en presencia de tu lado tenebroso, pero ya no tengo prisa por alcanzarlo. Todo río lleva al mar inexorablemente. Entre el desierto de Ica y la iglesia de Eunate aprendí a tener paciencia. Como Jasón emprendí una larga marcha que me cambiaría por completo y asentaría el rumbo vital. Llegar a tu lado oscuro es sencillo e inevitable, pero he consagrado mi existencia a encontrar todas las piezas del mosaico que representa tu aspecto luminoso.

Puedo llamarte Madre, Vacío, Gnosis, Libertad, Vida, Muerte o cien nombres más sin englobar ni un ápice de tu existencia. Derrocho vanas palabras asentando conocimientos para elogiar tu obra y manifestación, pero todas ellas siguen carentes de significado puesto que no puedo nombrar aquello que no puedo comprender. Y sin embargo sigo tratando de encontrar los significados subyacentes dando nuevas formas a mis erráticos pensamientos.

Sabes que no sé rezar, ya que mi único rezo es de agradecimiento por la oportunidad que se me ha dado de aprender. Así que gracias. También te doy las gracias a ti lector/a por hacer de estos suspiros ecos que resuenan con tu corazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi Locura y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Rezo a la Diosa

  1. ReV Eyes dijo:

    Gracias a tí por sacar esto de tu interior, Peregrino

    • daegorth dijo:

      Últimamente estoy sacando todo lo que llevo dentro en este blog. Lo llamo autoterapia bloguil. Un abrazo ReV. Si vuelvo por las tierras o te vienes a América me encantará quedar a tomar unas cervezas. Te dejo traer la cámara, el ojo que todo lo ve. 😉

  2. Fer dijo:

    Creo que los lados oscuros valen fundamentalmente para saber una cosa:

    ¿Cuánta luz somos capaces de generar?

    Yo a tu Diosa la llamo Todo y también es inabarcable.

    Unos buscan y otros pacen cual vacas, aunque también hay vacas con armaduras de paciencia cuyas puntadas también va tejiendo el destino…así pues…muuuuu…

    Talué&hierbafresca…paratodos…siesposible

    • daegorth dijo:

      Alzo una copa en honor a las vacas, sin las cuales las cabras montesas no tendríamos a quien contar nuestros cuentos. Lamento toda la sangre que se vertió ayer en tu blog. Es de admirar tu capacidad de mantener los principios de no censura. Eso te honra por encima de muchos. Un abrazo, hermano. Lo mismo que a ReV, algún día me encantará poder debatir sobre temas varios cerveza o café en mano.

  3. Kaia dijo:

    ¿De qué parte de Argentina sos si se puede saber?

  4. victorvv dijo:

    Yo la llamaría Madre Animal Planetario, Gaia/Sophia de los Gnósticos ya que mencionas las palabras, Madre y Gnosis. Supongo que al escribir este bonito texto ya sabias en tu interior a quien te referías, si no fué así, solo puedo pensar que no soy el único que escribe pistas sobre lo que debe encontrar en el futuro. La manifestación de la Diosa está presente en todo aquello que percibimos y en lo que no percibimos. Somos su ensoñación manifestada a la vez que punta de lanza de sus deseos más íntimos.

    Y como siempre el destino tiene otros planes para aquellos que están destinados a tenerlos. La magia se pone en evidencia y empieza a unir las piezas del gran entramado tántrico de interactividad con el planeta…

    • daegorth dijo:

      Sophia, Gnosis, Verdad… Como digo en el texto y tu comentas en tu post -La visita de la “verdad”-, es algo que no está en nuestras manos para encontrar en vida, aunque dedicar la vida a su búsqueda es suficiente recompensa.

      Un fuerte abrazo V-V

  5. Kaia dijo:

    “pistas sobre lo que debe encontrar en el futuro”
    por dios… Pensé que era la única que creía en eso…

    • daegorth dijo:

      El inconsciente siempre trabaja para que encontremos las respuestas tarde o temprano. Me gusta la idea platónica de que los arquetipos están antes que la propia consciencia, y que a veces podamos vislumbrar una parte en nuestras ensoñaciones o meditaciones.

      Un fuerte abrazo Kaia

    • victorvv dijo:

      Como dice daegorth, el sub(in)consciente está ahí para que accedamos a él, cuando nos apetezca. La verdad es que La “conciencia colectiva” es el verdadero sub-consciente de la humanidad, por eso no nos debe extrañar, que unos y otros sin llegar a conocerse, utilicen los mismos métodos o ideas en ciertos momentos en el tiempo lineal. (El tiempo en sí no es que sea lineal, solo es la percepción que le da las matemáticas de los calendarios, horarios, etc… )
      La humanidad fue diseñada con todos los arquetipos necesarios para cumplir con su mayor objetivo: La toma de conciencia como sujeto, en uno de los muchos experimentos llevados a cabo en esta galaxia. Fuimos dotados con “inteligencia divina”, un potencial que nadie sabe todavía donde nos hubiera podido llevar, de no haber sido por la creación de los arcontes. “El error”, que nos obliga a luchar con más ahinco, para conseguir nuestros objetivos como especie.
      Si tenemos en cuenta ese error, nos será más fácil comprender como funciona la mente dentro de la psique colectiva y esta a su vez integrante de la psique del planeta. Es dificil de explicar, pero solo existe una “gran conciencia” (subconsciente colectivo), nosotros tenemos la habilidad de “poner atención en ella”, observarla a traves de nuestro foco personal de atención. A mayor nivel de atención, mejor preparados estamos para eludir la trampa o iluSION arcóntica. Por eso algunos shamanes utilizan enteógenos, para que la atención se multiplique y puedas tomar conciencia de la realidad que te “acompaña”.

      En ciertos momentos recibimos una “imagen” (a modo de pista), que no comprendemos y por ello la dejamos pasar. Esa pista es como un flash que nos envia el subconsciente colectivo, para que tomemos ciertas decisiones que nos ayude en nuestro aprendizaje para “poner atención” sobre la conciencia. Finalmente cuando hemos desarrollado la habilidad necesaria, somos capaces de entender el mensaje que nos indicaba la “pista” del pasado.
      No existen “dejavús”, como tales. Son accesos a la conciencia colectiva en los que vemos el reflejo de una parte de “todo”, que la integra.

      La mente humana es algo maravilloso, es nuestro vehículo para acceder a la realidad del planeta e interactuar con ella, a niveles que ni siquiera sospechamos. Pero por desgracia tenemos una especie de implante (mental), que a modo de gafas de realidad virtual, nos impide ver la realidad, insertando otra diferente a modo de creencias y pensamientos irracionales. Ojo no estoy diciendo que lo que vemos con nuestros ojos no sea real, solo que percibimos un concepto equivocado de ello o simplemente lo negamos.

      Me he adentrado en el dificil tema de la mente y la conciencia, que es más dificil explicar con palabras, que experimentarlo.

      • daegorth dijo:

        En este comentario no puedo concordar tanto debido al uso de terminología mítica, que aunque me guste para autosugestionarme de realidades, me niego a comprar ninguna.
        Mi única certeza es la duda, y insisto que no creo que en vida hallemos las respuestas a las preguntas del Ser.

        La visión gnóstica de Metahistory me atrae muchísimo, sin embargo me niego a afirmar categóricamente que el humano ha sido diseñado. Caben muchas otras posibilidades, como la evolución natural de la materia inorgánica hacia la consciencia pasando por diferentes estados. Nada- Consciencia (Diosa)- Materia luchando para recuperar el estado divino-Nada. Podría ser sólo un ciclo.

        El inconsciente colectivo de Jung lo veo muy interesante, así como los arquetipos que representan diferentes estados de la consciencia. El problema es que siendo como soy un amante de la duda, cualquier cosa que suene demasiado bien o demasiado “cierta” hace que mis mecanismos internos rápidamente se pongan en alerta para evitar aquello que creo que va más contra la sabiduría: el dogma.

        Sé por tus escritos que recelas del dogma también, pero en este mensaje me ha parecido detectar demasiada “certeza” en cosas difícilmente demostrables. Sé que un mensaje no es suficiente para transmitir todo lo que deseabas sobre la mente.

        Si he malinterpretado el mensaje por favor, házmelo saber y no dudaré en rectificar sobre mis dudas.

        Un fuerte abrazo con todo el respeto del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s